Compartir

Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Räul Romeva abandonaron este martes por la mañana las cárceles madrileñas en las que estaban rumbo a Cataluña, después de que el Ministerio del Interior haya ordenado su traslado a prisiones cercanas a sus domicilios.

Este miércoles se espera que Junqueras y los tres exconsejeros de la Generalitat ingresen en prisiones catalanas, después de que hayan pasado la noche en una cárcel de Zaragoza.

En la cárcel catalana seguirán en prisión preventiva hasta el juicio por el proceso secesionista o hasta que el juez Pablo Llarena decida un cambio en su situación.

Estos movimientos con los reclusos del sumario por el proceso independentista se producen después de que Interior accediera a la petición de estos seis procesados de ser llevados a cárceles catalanas para estar cerca de sus familias.

“TRÁMITES PRECEPTIVOS”

El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska tomó esta decisión después de que el juez Llarena, a una consulta de Interior, respondiese que no hay ninguna “razón procesal” para que Junqueras y los otros cinco presos siguieran en cárceles madrileñas si el Gobierno o los propios encausados planteaban algo distinto.

En este sentido, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias difundió este lunes un comunicado, en el que informaba de que en los próximos días se produciría el traslado a cárceles catalanas de Junqueras y los otros cinco reclusos.

Según Instituciones Penitenciarias, estos acercamientos de producirán una vez que “se han cumplimentado los trámites preceptivos para este tipo de traslados”. Según el comunicado, “los seis encausados ingresarán previsiblemente entre el miércoles y el jueves en centros penitenciarios dependientes de los Serveis Penitenciaris de la Generalitat de Cataluña”.

Los otros tres investigados por el proceso secesionista que están en prisión preventiva “serán trasladados más adelante debido a que los trámites que les afectan no han concluido, por haberlo solicitado más tarde”.