Compartir

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a penas de hasta 7 años y 1 mes de cárcel a los once acusados en el juicio de la llamada `Operación Pretoria´, en el que se ha juzgado el `pelotazo´ urbanístico entre los años 2002 a 2009 en las localidades de Santa Coloma de Gramenet, San Andrés de Llavaneras y Badalona, así como las ganancias que los acusados ingresaron en sus patrimonios directamente o bien a través de intermediarios o testaferros. La pena máxima supera los siete años y las multas alcanzan los 50 millones de euros.

En la sentencia, de 1.369 páginas, los magistrados de la Sección Segunda, con ponencia de la presidenta del Tribunal, Concepción Espejel, condenan a los acusados por delitos de tráfico de influencias, prevaricación administrativa, cohecho, falsedad documental y blanqueo de capitales.

El exdiputado del PSC Luis Andrés García Sáez, `Luigi´, ha sido condenado a siete años y dos mes de prisión, mientras que al exalcade de esta formación en Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, se le ha impuesto la pena de cinco años y nueve meses de cárcel. Por su parte, el exconcejal Manuel Dobarco ha sido condenado a ocho años y sies meses de inhabilitación.

Otros condenados son los exconsejeros de la Generalitat Maciá Alavedra y Lluís Prenafeta, a quienes la Sala ha impuesto penas que suman para cada uno un año, 11 meses y 27 días de prisión por delitos de tráfico de influencias y blanqueo de capitales al aplicarles las atenuantes de dilaciones indebidas y de confesión.