Compartir

Dos niñas, de 8 y 9 años, se recuperan de las heridas provocadas por un coche que impactó contra el banco donde se encontraban sentadas. Una de las heridas tuvo que ser trasladada en ambulancia hasta el centro sanitario, mientras que la otra se la llevó su padre. 

Los hechos ocurrieron este domingo en Santander, junto al aparcamiento de la playa del Camello. 

La conductora, una menor de 17 años y sin carné de conducir, perdió el control del vehículo que se salió de la vía y chocó contra el banco. 

La Fiscalía de Menores se ha hecho cargo de la investigación.