Compartir

La diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid María Espinosa defenderá en el Pleno del próximo jueves una proposición de ley de ratificación de recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas en la Comunidad de Madrid en la que se prohíbe la entrada de los menores de 18 años a los espectáculos taurinos.

Según la citada iniciativa, “queda prohibida, con carácter general, la entrada y permanencia de menores de 18 años en plazas de toros, o recintos habilitados para la realización de eventos taurinos, incluidas escuelas taurinas”.

En la iniciativa se señala que la presente proposición de ley pretende “ajustar la legislación de espectáculos taurinos de la Comunidad de Madrid de manera que cumpla con los requisitos adquiridos por España con los organismos internacionales que velan por los derechos de la infancia y la adolescencia, y sitúe siempre el interés superior del menor como límite de cualquier otro derecho, tal y como indica la propia Constitución Española”.

También se propone la modificación de la Ley de Radio Televisión Madrid para impedir, en los horarios de especial protección, retransmisiones, avances, anuncios o resúmenes de espectáculos taurinos.

Espinosa explica en la iniciativa que esta proposición de ley surge de “la preocupación de las instituciones nacionales e internacionales de proteger los derechos de la infancia y adolescentes a vivir en un entorno libre de violencia”.

Asimismo, añade, “en particular nace de la preocupación de la máxima autoridad internacional en derechos de la infancia, el Comité de los Derechos del Niño de la ONU, con respecto a la participación activa o como espectadores de niños, niñas y adolescentes a espectáculos públicos en los que se maltrate o sacrifiquen animales vivos y donde estos puedan herir de gravedad, incluso matar, a humanos en presencia de los menores”.

Según Espinosa, “dicho organismo, que califica el aprendizaje y ejecución del toreo profesional por parte de menores como una de las peores formas de trabajo infantil según el Convenio 182 de la OIT, pues puede dañar la salud, la seguridad o la moralidad de los menores de edad, por lo que debe prohibirse a los menores de 18 años, ha llevado a dicho organismo a instar a España a impedir la participación de menores de 18 años como toreros o como espectadores de eventos taurinos”.