Compartir

El calor sofocante seguirá sin aparecer en la primera semana de julio en amplias zonas de España, ya que las temperaturas se quedarán por debajo de los 40 grados salvo en alguna zona puntual del Guadalquivir, a pesar de que las temperaturas irán ascendiendo progresivamente para dejás atrás el 'frío' de los últimos días en el oeste peninsular debido a la influencia de una depresión aislada en niveles altos (DANA), que irá desapareciendo.

Una de las portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Delia Gutiérrez, comentó este lunes a Servimedia que la borrasca situada por el noroeste de la península que descargó tormentas durante el pasado fin de semana en amplias zonas del norte peninsular trajo consigo que las temperaturas estuvieran “muy por debajo de los valores normales” en la fachada atlántica peninsular, mientras que, al contrario, en el área mediterránea fueron superiores a las habituales.

“La tendencia a lo largo de la semana es al aumento de la estabilidad porque esa borrasca del Atlántico se irá deshaciendo. Se van a ir normalizando las temperaturas, con algunos altibajos. En líneas generales, en la fachada atlántica serán normales o un poquito superiores al final de la semana, mientras que la fachada mediterránea terminará la semana con valores en torno a los normales”, explicó.

No en vano, Gutiérrez indicó que, en comparación con las temperaturas “fresquitas” de finales de la pasada semana, habrá más de 35 grados el próximo fin de semana en la Meseta Sur y los valles del Guadalquivir, el Guadiana y el Ebro, mientras que en la mayor parte del resto de la península se esperan más de 30 grados.

10 GRADOS MÁS EN BADAJOZ

Pese al ascenso térmico de los próximos días y a que la borrasca de los últimos días dejó tormentas más días de lo habitual para esta época del año, Gutiérrez indicó que el anticiclón “no se asienta rotundamente” sobre la península, de manera que esta semana aumentará el calor, pero en general no será sofocante.

Donde más se notará la subida en los termómetros será en zonas de la mitad sur peninsular, con aumentos de 10 grados a lo largo de esta semana en Badajoz (que pasará de 26ºC este lunes a 36ºC el próximo domingo), nueve en Cáceres y Jaén, ocho en Córdoba y Sevilla, y siete en Ciudad Real, Granada y Huelva.

En principio, se espera que las temperaturas lleguen el próximo domingo a 39 grados en Córdoba y Granada; 37 en Ciudad Real, Jaén, Toledo, y 36 en Badajoz y Sevilla.

Por último, Gutiérrez recalcó que las precipitaciones se irán reduciendo esta semana, de manera que quedarán restringuidas a la costa atlántica de Galicia, el área cantábrica y los Pirineos, pero con menor intensidad que en los últimos días. “La estabilidad aumentará mucho a partir del jueves o el viernes”, concluyó.