Compartir

La portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mariam Beitialarrangoitia, criticó este martes que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, acordaran crear una comisión para estudiar el acercamiento de presos y las transferencias pendientes, lo que a su juicio es “dilatar aún más en el tiempo” dos temas que no tienen nada que estudiar, sino simplemente llevarse a cabo.

Lo hizo en declaraciones a los medios antes de entrar en la Junta de Portavoces del Congreso, donde denunció que las transferencias al País Vasco “llevan atrasándose 40 años” y que para acercar a los presos etarras “no hay que cambiar la legislación”, sino que sólo “hay que cumplirla” en lugar de “seguir alargando la excepcionalidad” que impide que las condenas de los exmiembros de ETA se cumplan en las cárceles más cercanas a su domicilio.

Beitiralarrangoitia no ve la necesidad de crear una comisión para “seguir estudiando algo que está estudiado” y sólo requiere de voluntad política. “Nos tememos que sea una comisión para alargar en el tiempo la resolución”, sospechó, abogando por “hablar en clave de resolución”, aunque ésta sea “escalonada”.