Compartir

La exministra de Sanidad Ana Mato admitió este martes que le “disgusta” y le “avergüenza sobremanera” ocupar cinco párrafos en la sentencia sobre la primera etapa de la 'trama Gürtel' (1999-2005), cuando cree que no se lo merece porque “jamás” se ha “lucrado” de su paso por la política.

Así se pronunció al comparecer en la comisión del Congreso de los Diputados que investiga la supuesta financiación ilegal del PP, donde respondió a las preguntas de la oposición tras ser condenada en esta sentencia como partícipe a título lucrativo, decisión que recurrirá.

“Yo no me he beneficiado absolutamente de nada, simplemente se ha beneficiado otra persona y teníamos bienes gananciales”, dijo sobre Jesús Sepúlveda, su exmarido y exalcade de Pozuelo de Alarcón, que ha sido condenado a 14 años y cuatro meses por participar en la trama de corrupción y ha eludido la prisión con el pago de una fianza de 100.000 euros.

Defendió en reiteradas ocasiones que “siempre” pagó su “parte” de los “gastos familiares” y pidió ser juzgada por sus “hechos” y “no por los de los demás, que es lo que está pasando en este momento”. “A mí me disgusta y me avergüenza sobremanera tener cinco párrafos en esa sentencia porque no creo que me lo merezca”, aseveró.

“No me gustaría estar allí y por eso lo he recurrido”, explicó Mato, para volver a insistir en que “jamás” se ha beneficiado de nada “ni siquiera sin saberlo”. “A mí nunca me han regalado nada y si se lo han regalado a él (Sepúlveda), se habrá beneficiado él”, indicó sobre la persona de la que se separó hace ya 15 años.

Subrayó que “jamás” le han acusado de “ninguna irregularidad” y que, en todo caso, ser partícipe a título lucrativo “exige desconocimiento”. Reconoció que le gustaría “lavar” su nombre y en ello se basó para presentar un recurso. “A las personas hay que juzgarla por lo que hacen y no por lo que hayan podido hacer sus exparejas”, enfatizó.

Y, en su caso, reiteró, “desconocía absolutamente que se estuvieran haciendo esta serie de regalos” al que fuera su marido. “A lo mejor tenía que haberlo sabido, pero no lo sé, los gastos de los que en teoría yo me he beneficiado eran gastos que le correspondían a él”, enfatizó la exministra de Sanidad.

Es más, señaló que en política “hay que ser ejemplar”. “No digo que yo lo sea, pero lo intento y si alguien me dice que yo me he beneficiado sin saberlo de unos regalos que le hacían a mi exmarido me parece bastante injusto y ojalá los jueces me den la razón”, argumentó Mato.

Además, aseguró que desconoce “absolutamente” que hubiera una 'caja B' en el PP “porque desconozco también la caja del partido, la contabilidad del partido”, a la que nunca ha tenido “acceso” ni tampoco “responsabilidad” sobre ella.

“Desconozco absolutamente las cuentas del partido y no creo que haya una 'caja b' en el partido o que la hubiera habido”, afirmó la compareciente, antes de incidir en que “poco” puede aportar a este respecto porque “nunca” ha tenido responsabilidad financiera en el PP.

Reiteró, además, que ella “jamás” ha aparecido “en ningún papel que diga que nadie me ha dado un sobresueldo”, aunque cobraba del PP como ocurre en los demás partidos, del que recibía un “complemento” por su labor orgánica además de su tarea parlamentaria. Todo ello, insistió, está en sus declaraciones de la renta y en ellas “pueden comprobar que jamás me he lucrado de mi paso por la política”.