Compartir

Este verano ha comenzado con el tercer mejor año de la última década en incendios forestales en España, sólo por detrás de 2016 y 2013, en parte por las lluvias caídas en la pasada primavera, que fue la más húmeda de la serie histórica, que comienza en 1965.

Los datos provisionales proporcionados por las comunidades autónomas a la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal (pendiente de dependencia ministerial en el Gobierno de Pedro Sánchez), indican que entre el 1 de enero y el 17 de junio de este año se han calcinado 8.840,23 hectáreas.

Se trata de la tercera cantidad más baja de la última década, cuya media es de 29.457,05 hectáreas forestales incendiadas. Los mejores años son 2016 (2.913,64 hectáreas) y 2013 (8.772,06) y los peores, 2012 (70.459,07), 2009 (39.576,79) y 2017 (38.256,65).

En los cinco meses y medio iniciales del año se produjeron 2.715 siniestros, de los que 932 fueron incendios (que arrasaron al menos una hectárea) y 1.783 conatos (con menos de una hectárea quemada).

De las 8.840,23 hectáreas quemadas este año, que suponen un 0,032% del territorio nacional, un total de 792,43 corresponden a vegetación herbácea (pastos y dehesas) y el resto a vegetación leñosa, concretamente 6.557,98 hectáreas de matorral y monte abierto, y 1.489,82 de superficie arbolada.

POR ZONAS

Por otro lado, el noroeste peninsular (Asturias, Cantabria, Galicia, País Vasco y las provincias de León y Zamora) concentró un 45,49% de los incendios y conatos forestales entre el 1 de enero y el 17 de junio, en tanto que el resto de siniestros se repartieron entre las comunidades interiores (las provincias de las regiones no costeras, salvo León y Zamora), con un 33,19%; el área mediterránea, con un 20,85%, y Canarias, con un 0,48%.

En cuanto a la superficie forestal arrasada por el fuego, el 70,36% pertenece al noroeste; un 12,71 al área mediterránea; un 12,37% a las comunidades interiores, y un 4,57% a Canarias.

La mayor cantidad de superficie arbolada calcinada se produjo también en el noroeste (59,14%), por delante de Canarias (26,86%), las comunidades interiores (9,48%) y el área mediterránea (4,52%).