Compartir

Los cinco miembros de La Manada han quedado en libertad provisional y han abandonado las penitenciarias de Pamplona y Alcalá Meco donde estaban recluidos.

Angel Boza, José Ángel Prenda y Jesús Escudero han abandonado la prisión de Pamplona sobre las18:00 horas tras el fallo emitido por la Audiencia Provincial de Navarra que les concedía la libertad provisional. A su salida de prisión les esperaban numerosos medios de comunicación.

Los tres están condenados a 9 años de cárcel por un delito de abuso sexual contra una joven madrileña en los sanfermines de 2016.

Por su parte, Alfonso Jesús Cabezuelo y Antonio Guerrero, encarcelados desde julio de 2016 en la cárcel de Alcalá Meco, han abandonado el recinto penitenciario a las 19:30 horas. A su salida les esperaba un taxi.

Agustín Martínez Becerra, abogado de los tres miembros de La Manada presos en Pamplona, y también de Alfonso Cabezuelo, reo en Madrid, ha hablado con sus defendidos antes de abandonar la prisión. Según sus palabras, los sevillanos se han mostrado “contentos, satisfechos y locos por encontrarse con su familia”, tal y como informa 'El País'.