Compartir

El subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, criticó este viernes la propuesta del PSOE de crear un impuesto a la banca para financiar las pensiones y alertó de las consecuencias que tendría su implementación.

Así lo explicó en el seminario 'La economía ante el blockchain. Lo que está por venir', organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) en el marco de los Cursos de Verano de la UIMP en Santander.

Alonso señaló que “la idea de poner un impuesto a la banca surge para resolver el problema de las pensiones”, pero alertó de que su “dimensión es tal que no es aconsejable realizar aproximaciones parciales”. De esta manera, el subgobernador del Banco de España aseguró que se requieren medidas “globales”, con una reforma fiscal “de conjunto para eleva su capacidad recaudatoria”.

Por ello, rechazó que se trate de vincular el problema de las pensione “a una sola figura impositiva sobre la que no se tiene experiencia”. En cuanto a si este impuesto acabaría incrementando el coste de los créditos, bajando la remuneración de los depósitos o elevando las comisiones, ello sería posible “siempre y cuando los mercados pudieran aceptar esas medidas” porque la competencia es elevada en el sector financiero español.

En este punto, alertó de la presión a la baja de la rentabilidad que afronta el sector financiero español. “Un banco que no gana dinero es un problema, y un banco que no gana dinero de forma recurrente es un banco no viable; no queremos volver a tener problema”.