Compartir

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, advirtió este viernes de que”el Gobierno se está quedando corto” contra las violencias sexuales al limitarse a cuestiones de formación de los jueces, porque “se pueden hacer muchas más cosas”, reformando el Código Penal y las competencias de los juzgados de violencia de género.

En una entrevista en Rne, Montero criticó la libertad provisional concedida a los miembros de 'La Manada' por la Audiencia Provincial de Navarra, al cuestionar que no se vea riesgo de reiteración delitiva cuando al menos uno de los condenados demostró en una entrevista que “ni siquiera es consciente de haber cometido un delito”.

Sobre el fondo de la cuestión de los delitos sexuales, la portavoz de Unidos Podemos apeló a que “tiene que haber una justicia feminista” y agilizar los procesos judiciales, e insistió en las dos medidas que defiende este grupo y que trascienden la mera formación de los jueces en perspectiva de género que ha propuesto el PSOE.

Por un lado, reivindicó que cualquier ataque a la libertad sexual de las mujeres se considere violento y por tanto agresión, eliminando así el delito de abusos sexuales por el que se condenó a 'La Manada', y, por otro, propuso que los juzgados de violencia de género asuman también los delitos de esta índole cometidos fuera de la pareja.

Frente a la “justicia patriarcal” que ve como una herencia de siglos y las instituciones, Montero defendió que “el movimiento feminista está dando la respuesta social” necesaria con movilizaciones como la de ayer y que tras ellas “tiene que haber una reacción inmediata de los poderes públicos”.