Compartir

Tras la difusión de las imágenes en las que un aficionado colombiano alentaba a una japonesa a repetir frases soeces una vez concluido el partido del Mundial de Rusia 2018 el pasado lunes,  hombres, mujeres y niños se concentraron el jueves el centro financiero de Bogotá, frente a la embajada de Japón, para expresar su rechazo a dicho comportamiento.

“Los colombianos buena gente y respetuosos somos más, viva Japón y Colombia”, se podía leer en una de las pancartas que portaban los manifestantes colombianos.

“Sí respetamos a las mujeres, el respeto no tiene barreras idiomáticas” o “Somos conscientes del daño que causamos pedimos perdón de corazón, Colombia y Japón unidos” fueron otros de los mensajes que se ondearon en la capital cafetera.