Compartir

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha decretado la puesta en libertad provisional de los cinco miembros de La Manada, condenados a nueve años por un presunto delito de abuso sexual contra una joven madrileña durante los Sanfermines de 2016, con tan sólo uno de los votos en contra, el de Francisco José Cobo, presidente del tribunal, tal y como informa 'El Confidencial'.

José Ángel Prenda, Ángel Boza y Jesús Escudero, recluidos en la cárcel de Pamplona, y Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo, en la de Alcalá Meco (Madrid), podrán recobrar la libertad una vez se notifique el auto el próximo viernes.

Se ha establecido una fianzade 6.000 euros para cada uno de los condenados, que deberán a su vez comparecer en el juzgado de guardia tres días por semana (lunes, miércoles y viernes). También se les ha retirado el pasaporte y se les ha impuesto la prohibición de abandonar el país sin autorización judicial, tampoco podrán visitar la Comunidad de Madrid, lugar de residencia de la víctima.