Compartir

El diputado de la Asamblea de Madrid Eduardo Rubiño (Unidos Podemos) sufrió ayer por la noche una agresión homófoba en la estación de Lavapiés, donde unos chavales increparon tanto a él como a su novio al grito de “maricones” y profirieron “comentarios amenazantes”, según relató el parlamentario madrileño, que esta tarde interpondrá una denuncia.

Los hechos ocurrieron en torno a las 22.45 horas en la estación del Metro de Lavapiés, donde Rubiño y su pareja se encontraban bajando las escaleras mecánicas. Al verlos, un grupo de entre cuatro y cinco jóvenes comenzó a insultarles, aunque, según dijo a Servimedia este diputado, “no tuvimos miedo a una agresión física” porque había “bastante gente alrededor”.

“Estas personas son las que si un día se encuentran contigo en una calle solitaria por la noche o con una persona transexual, te pueden pegar una paliza o agredir físicamente”, declaró Rubiño, que ya ha alertado del caso ante el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia.

Este observatorio contabilizó hasta 321 agresiones contra el colectivo LGTB a lo largo de 2017, de las cuales sólo fueron denunciadas ante las autoridades 101. “Voy a denunciar esta tarde, no me da la gana que estas cosas pasen y que otro día le ocurra algo más grave a otra persona”, aseguró Rubiño.

Siete de cada 10 agresiones registradas el año pasado contra el colectivo LGTB en la Comunidad de Madrid fueron contra hombres homosexuales, seguidos de lesbianas (13%) y transexuales (12%). Además, nueve personas heterosexuales también fueron víctimas de conductas de odio hacia el colectivo LGTB.