Compartir

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunció este lunes que seguirá al frente de sus responsabilidades en su comunidad autónoma y, por ende, que renuncia a optar al liderazgo del Partido Popular tras la marcha de Mariano Rajoy. “No puedo fallar a los gallegos”, defendió.

Así lo verbalizó Feijóo en su intervención ante la Junta Directiva Regional de Galicia, el máximo órgano entre congresos que convocó este mismo lunes, día en el que ha abierto oficialmente el plazo para que los aspirantes se pronuncien y registren al menos 100 avales para poder sumarse a la carrera sucesoria.

“Soy el presidente de Galicia porque mi único pacto ha sido con los gallegos, soy el presidente de Galicia porque una mayoría de ciudadanos, de mujeres y hombres gallegos así lo han decidido en las urnas”, expuso Feijóo visiblemente emocionado. “Yo hoy quiero transmitir que en el PP por encima del yo estáis vosotros y en el PP por encima del currículum de una persona concreta está el compromiso con un pueblo”, añadió.

Justificó su decisión alegando que no puede “fallar a los gallegos”. “Sería también fallarme a mí mismo”, aseguró el líder de los populares en Galicia. Con esta decisión, defendió que mantiene su “coherencia”, ya que en 2016 pidió a los gallegos su confianza “para cuatro años más” y se comprometió a cumplir su mandato.