Compartir

Iñaki Urdangarín ha ingresado en el centro Penitenciario de Brieva (Ávila), a unos diez kilómetros de la capital abulense. La cárcel, inaugurada en 1989, es un centro destinado para mujeres. Cuenta con 162 celdas y otras 18 complementarias. En la actualidad hay cerca de 100 internas, tal y como Instituciones Penitenciarias.

Urdangarín ocuparía un módulo ajeno al complejo principal, donde no tendría contacto con otras presas. Este módulo cuenta cinco celdas, patio propio, comedor y salas de vis a vis.

Es la misma penitenciaría en la que estuvo encarcelado Luis Roldán, quien destacó lo fría que era, comparándola incluso con un gulag soviético.

Durante los últimos años se destinó una partida presupuestaria de un millón de euros para actualizar su sistema de calefacción.