Compartir

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita trece años de prisión para Enrique Blasco Morales, acusado de intentar asesinar a su madre enferma de alzhéimer mediante la inhalación de gas cuando estaba dormida. El representante del Ministerio Público pide, además, que se imponga al acusado la prohibición de acercarse o comunicarse con su madre durante un plazo de 18 años, en el juicio que tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Madrid este martes.

Según se recoge en el escrito de acusación, el 30 de marzo de 2015 Enrique Blasco, “resuelto a privar de la vida a su madre”, aprovechó que la mujer se hallaba en la cama dormida para manipular la llave del calentador y desenroscar las tuercas de la llave de paso de la caldera en la cocina “provocando un escape de gas”.

A continuación el acusado empleó una cinta de carrocero adhesiva y la adhirió a los espacios de la puerta que podían facilitar la entrada de oxígeno “y favorecer con ello que el gas cuyo escape había provocado permaneciera en el interior de la casa con el fin de que su madre se asfixiara y así acabar con su vida”.

Alertados por los vecinos de un “fuerte” olor a gas se personaron el domicilio varios funcionarios policiales a quienes el acusado se negó a hacerles caso en primera instancia para que abriera la puerta hasta pasados diez minutos. La madre resultó intoxicada por inhalación de gas natural, aunque no le provocó secuelas posteriores.