Compartir

El Ayuntamiento de Bilbao sigue tomando iniciativas para evitar que se produzcan agresiones sexuales. 

Primero decidió colocar paradas intermedias en los autobuses de la ciudad, y ahora, son los taxis los que incorporan novedades. 

Los usuarios, en especial las mujeres, podrán pedirle al conductor que se quede hasta que accedan al edificio donde residen