Compartir

El nuevo ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, recibió este miércoles la cartera de Cultura y Deporte de manos de su predecesor, Màxim Huerta, que dimitió ayer tras el escándalo de sus cuentas con Hacienda entre 2006 y 2008 y al que se dirigió para destacar que “ha renunciado” de manera “impecable”.

El nuevo ministro destacó la “generosidad (de Huerta) por la manera impecable en la que ha renunciado al Ministerio”, antes de que su predecesor le regalara el libro 'El paraíso inhabitado', de Ana María Matute.

Guirao, de 59 años, es el segundo titular del ramo en una semana y sustituye al ministro más breve de la democracia española, Màxim Huerta, que anunció ayer su dimisión tras conocerse que habría defraudado a Hacienda 218.322 euros entre 2006 y 2008 mediante una sociedad montada durante su etapa como presentador de prensa rosa para no tributar por el IRPF.

El nuevo ministro ha estado rodeado durante el traspaso de cartera de personalidades como la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, César Antonio Molina, Antonio Najarro (Ballet Nacional) o José Ramón Lete, secretario de Estado para el deporte, entre otros.

La noticia de que este almeriense sería la nueva persona al frente del renacido Ministerio de Cultura y Deporte fue confirmada por la Presidencia del Gobierno en torno a hora y media después de la comparecencia de Huerta.

Licenciado en Filología Hispánica, fue siete años director del Reina Sofía y ya ha pasado por la casa que ahora ocupará como ministro, pues ya fue director de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura. Ha pasado por La Casa Encendida y desde 2014 era director general de la Fundación Montemadrid.