Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó en 2015 que estaría “fuera” de su Ejecutiva una persona que hubiera creado “una sociedad interpuesta” para tributar “la mitad”.

“Es inmoral el tener a un número tres de tu organización que ha creado una sociedad interpuesta para tributar la mitad de lo que le correspondería. Esa persona al día siguiente estaría fuera de mi Ejecutiva”. Ésas fueron las palabras que dio en una entrevista en Telecinco el 9 de febrero, cuando se le preguntó por la situación fiscal de Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos.

Entonces, se había conocido que Monedero abonó a la Agencia Tributaria días antes 200.000 euros correspondientes al IRPF de 2013, por los ingresos de 425.150 euros que a finales de ese año facturó a través de su productora a los gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador.

Este miércoles 'El Confidencial' ha publicado que el ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, defraudó a Hacienda 218.322 euros con una sociedad que montó en 2006, a través de una sociedad limitada, y se vio obligado a pagar 366.000 euros, “no pudiéndose apreciar buena fe en su actuación”.

Este diario digital afirma que en los ejercicios 2006, 2007 y 2008, Huerta defraudó al fisco cuando trabajaba como presentador en 'El programa de Ana Rosa' de Telecinco, y relata que así lo establecen dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictadas en mayo de 2017.

Al conocerse está información, Sánchez contactó con Huerta y, según fuentes de Moncloa, se quedó tranquilo y satisfecho por las explicaciones del ministro y no se llegó a plantear su cese.

Por su parte, en el PSOE hay voces que critican en privado la actitud de Sánchez y recuerdan que siempre ha sido implacable y no entienden que arrope de esta manera a Huerta y facilite a la oposición la crítica a su Ejecutivo.