Compartir

Esta pasada noche, el buque Aquarius, apoyado por el 'Dattilo' y el 'Orione', otros dos barcos, viajan ya rumbo al puerto de Valencia, según ha confirmado la ONG francesa SOS Méditerranée.

En su interior viajan los más de 600 inmigrantes irregulares, a los que Italia y Malta denegaron la entrada en sus respectivos países. Se espera que lleguen a nuestro país el sábado. La antigua sede de la Copa América será la base logística que coordinará la llegada. No se descarta que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acuda a Valencia a recibirles. 

Según fuentes de La Moncloa, la vicepresidenta Carmen Calvo está coordinando todo el operativo, en el que están implicados siete ministerios, y de ahí que tenga previsto desplazarse este jueves o viernes a Valencia para trasladar al presidente de esta comunidad, Ximo Puig, todo el operativo.