Compartir

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general se situó en el mes de mayo en el 2,1%, un punto superior a la registrada el mes anterior, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La variación del 2,1% supone una décima por encima del indicador adelantado del IPC que publicó el INE a finales de mayo.

El grupo con mayor influencia positiva en el incremento de los precios en mayo fue transporte, con una variación anual del 5,1%, más de tres puntos por encima de la del mes anterior, debido al alza de los precios de los carburantes y lubricantes y, en menor medida, del transporte aéreo de pasajeros.

También influyó la vivienda, cuya tasa aumenta un punto y medio y se sitúa en el 2,3%, a causa del incremento de los precios de la electricidad, mayor que el de 2017.

En menor grado, se dejó sentir la subida de los precios del gasóleo para calefacción, que bajaron el año pasado.

Por su parte, el único grupo con influencia negativa que destaca es comunicaciones, con una variación anual del 2,4%, cuatro décimas inferior a la del mes anterior, debido principalmente a que los precios de los servicios de telefonía y fax suben este mes menos que en mayo de 2017.