Compartir

La Audiencia Provincial de Palma ha hecho entrega a Iñaki Urgangarin, marido de la infanta Cristina, del mandamiento de prisión en el que le da cinco días para ingresar en un centro penitenciario para cumplir la pena de cinco años y 10 meses de cárcel que le ha impuesto el Tribunal Supremo tras revisar su recurso.

Urdangarin llegó a las 12.15 horas a la sede de la Audiencia Provincial de Palma acompañado de su abogado, Mario Pascual Vives, y permaneció por espacio de 12 minutos en el interior de las dependencias judiciales. Después salió portando el documento judicial en la mano. El exduque de Palma tiene hasta el lunes para ingresar en el penal de su elección.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial había citado a Iñaki Urdangarin, Diego Torres y Jaume Matas para entregarles entre las nueve de la mañana y las dos de la tarde el mandamiento de prisión tras la sentencia notificada este martes, en la que el Tribunal Supremo los condena a penas de cárcel.

La entrega del mandamiento es personal, por lo que los tres condenados han tenido que desplazarse a la sede de la Audiencia para recoger el mandamiento. Urdangarin tomó un vuelo de madrugada desde Ginebra (Suiza) y llegó al aeropuerto de Palma a las 9.46 horas. Llegó sólo y se marchó conduciendo él mismo.

Nada más abrirse el plazo, su socio, Diego Torres, acudió a la Audiencia Provincial, donde permaneció por espacio de 20 minutos. Torres ha sido condenado a cinco años y ocho meses de prisión por malversación, prevaricación y fraude a la Administración y le absolvió de tráfico de influencias, blanqueo y falsedad, y tiene también un plazo de cinco días para ingresar en un centro penitenciario.

El Tribunal Supremo condenó este martes al exduque de Palma a una pena de cinco años y 10 meses de cárcel por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias. El expresidente de Baleares y exministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, fue condenado a una pena de tres años y ocho meses de cárcel por prevaricación y fraude. Él todavía no ha pasado por la Audiencia de Palma y, previsiblemente, se le dará el mismo plazo para ingresar en prisión.