Compartir

La Casa del Rey manifestó este martes su “respeto absoluto a la independencia del poder judicial”, tras conocer la sentencia del Tribunal Supremo que condena a cinco años y 10 meses de cárcel a Iñaki Urdangarin, cuñado del Rey, por el 'caso Nóos'.

Don Felipe se encontraba esta mañana en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, en la celebración del Capítulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, mientras que la Reina presidía la reunión del Patronato de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).