Compartir

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, no teme un “efecto llamada” hacia España tras la decisión de acoger al barco 'Aquarius'' y pide no perder de vista que “España ha incumplido su cuota de refugiados”.

En una entrevista en la Cope, Calvo aseveró que “Europa debe reflexionar y trabajar mucho más en los países de origen, ayudando a su despegue. Allí es donde está el 'efecto llamada'”.