Compartir

Una niña de nueve años ha ingresado en un centro de rehabilitación en Reino Unido por su adicción a jugar al 'Fortnite'. Fue dos meses después de que sus padres le compraran una Xbox One cuando una profesora alertó a los progenitores de que su hija había bajado de manera considerable su rendimiento en la escuela.

Según informa el diario 'Metro', la menor de edad continuaba enganchada a este popular juego hasta el punto de que su padre encontró a su primogénita jugando encima de un cojín en el que se había orinado encima.

'Fortnite' es uno de los juegos más populares de al actualidad y el más descargado tanto en PS4 como en Xbox One.