Compartir

Las temperaturas experimentarán este jueves un ascenso generalizado en la península, excepto en Galicia y el oeste de Extremadura y de Castilla y León, y los termómetros marcarán hasta ocho grados más en apenas 24 horas, con lo que el frío de junio de los últimos días dará paso a un ambiente más suave.

Las bajas temperaturas de los primeros días de junio tuvieron su máxima expresión este martes, cuando, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Pontevedra registró el día de junio más fresco desde que el observatorio de esa localidad gallega comenzara a recopilar datos en 1986, al marcar una temperatura máxima de sólo 14,2ºC.

De hecho, las temperaturas de esta semana estaban siendo más propias de mediados de abril y en buena parte de la mitad occidental peninsular han sido entre 7 y 10ºC más frescas de lo habitual para esta época del año.

El frío de junio empezó entrando por el oeste peninsular y se ha ido extendiendo hacia las provincias mediterráneas, donde este miércoles bajaron las temperaturas. No en vano, la máxima del día en la península fueron los 27,3ºC medidos en el aeropuerto de Málaga.

Pues bien, este jueves habrá un aumento térmico en la mayor parte de España, con ocho grados más en apenas 24 horas en Córdoba, siete en Huesca, seis en Segovia y cinco en Albacete, Granada, Jaén, Lleida, Sevilla y Zaragoza.

Las capitales más calurosas del día serán Córdoba (31ºC), Málaga (30), Zaragoza (29) y Murcia y Sevilla (28), mientras que los termómetros marcarán temperaturas más templadas en Lugo (18), Pontevedra (19) y A Coruña, Ávila, León y Santander (20).

Por otro lado, este jueves habrá chubascos localmente fuertes acompañados de tormenta, y ocasionalmente con granizo, en Cataluña y el norte de Baleares. No en vano, la Aemet ha activado avisos amarillos por estos fenómenos meteorológicos en Barcelona, Giorna, Lleida (pirineo), Tarragona (norte) y Baleares.

Además, se esperan lluvias y chubascos al principio del día en el noroeste peninsular, que comenzarán en las Rías Bajas y se irán extendiendo al resto de Galicia, el oeste de la cornisa cantábrica, el oeste de la Meseta Norte y, al final del día, al oeste de Extremadura. En el resto de España predominará el tiempo estable.