Compartir

El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo propuso este miércoles en el Fórum Europa una “confluencia” de PP y Ciudadanos que permita una “reedición” de la Unión de Centro Democrático (UCD), ya que sería “absurdo” que se produjera una “competición fratricida” en el centro derecha en España.

Margallo hizo esta propuesta tras asistir en Madrid a un encuentro informativo que Nueva Economía Fórum organizó con el presidente de Sociedad Civil Catalana, José Rosiñol.

Al término de este acto, el exministro fue preguntado por el hecho de que Aznar dijera este martes que el centro derecha en España “hay que reconstruirlo”, tarea en la que el expresidente se ofreció a ayudar.

A este respecto, Margallo señaló que él ya ha dicho “algo muy parecido”, aunque cree que debe hacerse desde dentro del PP, mientras que parece que Aznar “ya no es simpatizante” de la formación popular por la forma en que hizo su reflexión.

En todo caso, el extitular de Exteriores defendió que, tras la moción de censura que ha sacado al PP de La Moncloa, “lo que procede es una reestructuración de todo el espacio de centro derecha” y que esa “refundación” debe hacerse a partir de PP y Ciudadanos.

“SOLUCIÓN MÁS EFICAZ”

“Sería absurdo una competición fratricida entre nosotros que sólo beneficia a nuestros adversarios políticas”, añadió el exministro, quien abogó por una “confluencia” entre los populares y la formación naranja.

“Una especie de reedición de Unión de Centro Democrático”, explicó, “para abordar la transición económica y política sería la solución más eficaz para resolver los problemas de España y de los españoles”.

Aseguró que tras “unir el centro-derecha” se podría “confluir con el PSOE en aquello que podemos confluir, que es la identidad constitucional y desde una economía social de mercado una España anclada a Occidente”.

Al mismo tiempo, sobre la renuncia de Mariano Rajoy al liderazgo del PP, Margallo opinó que después del triunfo de la moción de censura “era de esperar” que el líder de los populares “diera un paso a un lado para abrir una nueva etapa con nuevas personas y, probablemente, con nuevos programas políticos”.

“Ha sido un gran presidente, pero el tiempo ha cambiado”, remarcó. Respecto a quién sería el mejor sucesor de Rajoy al frente de la formación popular, Margallo indicó que debería ser “el que tenga el mejor programa”.