Compartir

Los chubascos y las tormentas de finales del mes pasado contribuyeron a que mayo de este año fuera un 7% más lluvioso de lo normal en España teniendo en cuenta como periodo de referencia el comprendido entre 1981 y 2010, y fue el séptimo más frío de este siglo, según el último resumen climatológico mensual de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hecho público este miércoles.

En cuanto a las precipitaciones, mayo fue normal aunque próximo a húmedo en el conjunto de España, con una media de 65 litros por metro cuadrado, lo que supone un 7% respecto al valor normal de ese mes, que es de 61 litros.

El mes resultó ser muy húmedo en gran parte de Cataluña, el norte de Aragón, el centro de Asturias y de la provincia de Ciudad Real, el suroeste de Murcia y un área que abarca desde el sur de La Rioja hasta el este de la provincia de Albacete y el interior de la de Valencia, así como en Menorca, mientras que fue muy seco en algunas zonas del sureste peninsular, el norte de Extremadura y el oeste de Galicia, y extremadamente seco en zonas del interior de Galicia.

Las precipitaciones fueron superiores a los valores normales en gran parte de España. Los valores fueron más de un 50% de los normales en extensas zonas del cuadrante noreste peninsular, el interior de la Comunidad Valenciana y el este de Castilla-La Mancha, pequeñas áreas en la Meseta Norte, el sur de Extremadura y el suroeste de Castilla-La Mancha, así como algunas áreas del interior de Andalucía y suroeste de Murcia.

Llovió más del doble de lo habitual en una zona entre Huesca y Lleida, otra entre Valencia y Albacete, el oeste de Menorca y el noroeste de Gran Canaria, así como diversos puntos de la península donde las precipitaciones en muchas ocasiones fueron debidas a tormentas.

Por el contrario, las precipitaciones no alcanzan ni la mitad de los valores normales en zonas de Galicia, el este de Extremadura, diversas áreas del litoral mediterráneo y del valle del Guadalquivir, así como gran parte de Canarias y el noreste de Ibiza.

Las mayores precipitaciones diarias de mayo entre los observatorios principales se registraron el día 24 en el puerto de Navacerrada (Madrid), con 48 litros por metro cuadrado; el día 27 en Zaragoza/aeropuerto, con 48; el día 12 en Girona/aeropuerto, con 44, y el día 28 en Lleida, con 42 (en este último caso, récord de la serie histórica, que comienza en 1983).

TEMPERATURAS

Por otro lado, el mes pasado tuvo carácter normal en los termómetros, con una temperatura media sobre España de 16,6ºC, lo que coincide con la media de este mes (periodo de referencia 1981-2010). Se trata del 23º mayo más cálido desde 1965 y el séptimo más frío en lo que llevamos de siglo XXI.

Mayo tuvo un carácter frío en la mayor parte de Extremadura, Andalucía y las regiones cantábricas, mientras que resultó cálido en amplias zonas de Galicia, el noroeste de Castilla y León y en algunas regiones del tercio este de la península. En el resto de la España peninsular, el mes tuvo un carácter predominantemente normal. En Baleares, mayo fue frío, mientras que en Canarias resultó entre frío y muy frío.

Hubo anomalías térmicas de alrededor de -1ºC en amplias zonas de Extremadura, Andalucía, el sur de Castilla-La Mancha y puntos de Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja y Burgos. En Baleares, las anomalías se situaron en valores próximos a -1ºC y en Canarias predominaron las comprendidas entre -1ºC y -2ºC.

Las temperaturas máximas quedaron de media 0,1ºC por debajo del valor normal del mes, mientras que las mínimas se situaron 0,1 ºC por encima de las habituales, con lo que hubo una oscilación térmica diurna 0,2 ºC menor que la normal de mayo.

Las temperaturas más elevadas entre los observatorios principales correspondieron a Almería/aeropuerto (32,1ºC el día 24), Ourense (31,6ºC el día 7), Alcantarilla/base aérea (31,5ºC el día 25) y Murcia (31,2ºC el día 23).

En cuanto a las temperaturas mínimas, destacan los -4,6ºC registrados en el puerto de Navacerrada el día 1, los -2,7ºC de Burgos/aeropuerto el día 13 y los -1,9ºC de Molina de Aragón (Guadalajara) e Izaña (Tenerife) medidos los días 2 y 6, respectivamente.