Compartir

El tiempo de esta primera semana completa de junio será más propio del inicio de la primavera que de la cercanía del verano porque dos borrascas atlánticas enfriarán amplias zonas de la península con lluvias y tormentas, y temperaturas que serán hasta 10 grados por debajo de lo normal para esta época del año, con lo que seguirán siendo necesarios el paraguas, el chubasquero y la ropa de manga larga.

Una de las portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Delia Gutiérrez, señaló este lunes a Servimedia que esta semana continuará con “la misma tónica” de los últimos días de mayo, puesto que llegarán a la península dos nuevas borrascas atlánticas.

“Una está entrando por el Cantábrico y va a afectar principalmente al norte y el este peninsular. Y el jueves empezará a entrar otra por la fachada atlántica que afectará a zonas del oeste, con lo que el sur y el sureste quedarán al margen. Siguen descolgándose bajas atlánticas que llegan a nuestra latitud circulando y rotando sobre sí mismas sobre la península y provocando chubascos y tormentas”, explicó.

Gutiérrez añadió que esas borrascas que se descuelgan de capas altas de la atmósfera tienen “aire relativamente fresco” y el anticiclón continúa instalado sobre el Atlántico sin bloquear la llegada de las bajas, de manera que en esta semana habrá precipitciones en muchas zonas de la península y temperaturas bajas para la época del año.

No en vano, los termómetros marcarán este martes valores de 5 a 10 grados menos de lo normal en toda la península salvo las provincias costeras (incluso de 10 a 15 grados menos en el oeste de Salamanca y de Cáceres).

Algunas noches de esta semana serán casi invernales sobre todo en la Meseta Norte, con temperaturas que bajarán hasta 6ºC en León. No en vano, los termómetros de 14 capitales de provincia caerán esta semana a menos de 10ºC: Ávila, Burgos, Cuenca, Guadalajara, León, Lugo, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Teruel, Valladolid, Vitoria y Zamora. Por el contrario, solamente Córdoba superará los 30 grados a finales de la semana.

Gutiérrez indicó que este martes se esperan precipitaciones en el tercio norte peninsular, que serán más intensas en el noreste peninsular, el Cantábrico oriental y el este de Castilla y León. Las temperaturas descenderán en la mitad oriental de la península.

DE MIÉRCOLES A DOMINGO

En cuanto al miércoles, Gutiérrez comentó que las bajas presiones traerán precipitaciones en el extremo norte y la mitad oriental de la península, así como a Baleares. Las temperaturas subirán en el noroeste y bajarán en las provincias mediterráneas. “Seguirán con valores por debajo de los normales”, añadió.

Por otro lado, Gutiérrez subrayó que el jueves entrará una nueva borrasca por el noroeste de la península, que se añadirá a las tormentas en el cuadrante noreste. Las temperaturas ascenderán de forma generalizada. Ese frente atlántico se extenderá el viernes a más zonas peninsulares, mientras los termómetros marcarán valores más bajos en el oeste peninsular y alto más altos en el Mediterráneo.

Respecto al fin de semana, Gutiérrez precisó que aún hay mucha incertidumbre en la predicción, si bien apuntó que el mayor riesgo de precipitaciones se concentra en la mitad norte peninsular, aunque las lluvias “no serían muy cuantiosas”. Las temperaturas subirían el sábado y bajarían el domingo, con variaciones poco importantes.