Compartir

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, aseguró este lunes que ERC y el PdeCAt no le pidieron acercar a Cataluña a los políticos independentistas presos a cambio de apoyar la moción de censura, pero afirmó que “en el siglo XXI tampoco nos debe asombrar si se introducen consideraciones humanitarias”; eso sí, cuando haya sentencia, puesto que sobre los presos preventivos decide exclusivamente el juez.

Ábalos hizo estas afirmaciones en declaraciones a la Cope, en las que dijo que en el escaso tiempo que tuvo él, personalmente, para pedir a los grupos parlamentarios su apoyo a la moción de censura, que duró entre 20 minutos y una hora y cuarto, no pudo negociar nada.

“En ese tiempo no hay nada que negociar, no hemos negociado nada”, garantizó, explicando el apoyo de los grupos por que “había mucha voluntad de desalojar a Mariano Rajoy”, de forma que “lo que unía era la censura”. Y reiteró: “No había nada que negociar ni teníamos ninguna voluntad de negociar”.

En particular, aseguró que “los presos no salieron” en las conversaciones con los nacionalistas catalanes, porque, además, “los presos preventivos están en la cárcel que ha decidido el juez”, quien “normalmente los pone cerca del juzgado por si tiene que llamarlos a declarar”, y “el Gobierno no puede hacer nada hasta que haya una sentencia”. Ahora bien, advirtió de que “en el siglo XXI tampoco nos debe asombrar si se introducen consideraciones humanitarias” en la situación de los presos.