Compartir

Pedro Sánchez inaugura su agenda como jefe del Ejecutivo español recibiendo este lunes por la mañana al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko. Se trata del primer acto oficial del líder socialista como presidente del Ejecutivo una vez que tomó posesión del cargo el sábado ante el rey Felipe VI y las máximas autoridades del Estado, entre ellas el presidente saliente, Mariano Rajoy.

El secretario general del PSOE estrena así su agenda como jefe del Ejecutivo a pesar de que todavía no ha configurado un gobierno.

Sánchez defenderá los intereses de España con una Administración en funciones y heredada de Rajoy, pues todavía no ha hecho cambios en el Ejecutivo y éste se mantiene en funciones después de que el viernes prosperase la moción de censura contra Rajoy.

Será el mandatario ucraniano el primero que se haga una foto oficial en la escalinata del Palacio de la Moncloa con el nuevo presidente, incluso antes de la que Sánchez se haga con las personas que configurarán su equipo de gobierno.