Compartir

El mes de junio se estrena este viernes con el regreso de los chubascos fuertes que marcaron gran parte del final de mayo y después de una tregua de 24 horas. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado avisos amarillos en 14 provincias, en su mayoría en el noreste peninsular, por precipitaciones tormentosas durante la tarde.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que lo más destacado de este primer día de junio es la probabilidad de chubascos localmente fuertes en el extremo norte peninsular, el Sistema Ibérico y el resto de Aragón.

Hay avisos amarillos por riesgo de tormentas y lluvias fuertes de hasta 15 o 20 litros por metro cuadrado en una hora, según las zonas, en horas vespertinas en Huesca, Teruel, Zaragoza, Navarra, La Rioja, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya al completo.

Lo mismo sucede con zonas de Burgos (Condado de Treviño, norte, Sistema Ibérico y Cordillera Cantábrica), León y Palencia (Cordillera Cantábrica), Soria (Sistema Ibérico), Lleida (Pirineo y valle de Arán) y Madrid (área metropolitana y Corredor del Henares).

30 GRADOS EN CÓRDOBA

Este viernes se esperan chubascos en el tercio norte peninsular, que serán más frecuentes e intensos por la tarde y que pueden ser tormentosos, localmente fuertes y ocasionalmente con granizo en zonas del extremo norte peninsular, el Sistema Ibérico y el resto de Aragón.

Con menor probabilidad y con carácter más débil y disperso también pueden chubascos por la tarde en la Meseta Norte y la zona centro. En el resto de España brillará el sol.

Por otro lado, las temperaturas aumentarán en el interior del tercio central peninsular y Galicia, y descenderán en Asturias, Cantabria, Murcia y Valencia.

Las capitales más calurosas serán Córdoba (30ºC), Murcia (29), Granada y Sevilla (28), y Ciudad Real, Girona, Jaén, Lleida y Zaragoza (27), mientras que los termómetros ascenderán menos en A Coruña, Ávila, León y Pontevedra (19), y Burgos, Santander y Segovia (20).

Por último, este viernes soplarán alisios en Canarias y vientos flojos en el resto del país, con predominio de la componente sur y este en el Mediterráneo y la oeste en la península.