Compartir

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, reclamó este jueves al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que dimita para que decaiga la moción de censura y pactar una fecha para celebrar elecciones generales; una propuesta de comicios que también reiteró al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dando a entender que votará en contra de la moción.

En su intervención en el debate de la moción, Rivera dijo que Cs coincide con la mayoría parlamentaria que va a sacarla adelante en que “la corrupción ha liquidado la legislatura”, pero que junto a esa crisis de confianza hay otra crisis creada por los “socios independentistas de Pedro Sánchez” que pone en juego la unión y la igualdad entre los españoles. “El debate no es si la legislatura se ha acabado, sino quién toma las riendas del país una vez acabada la legislatura”, dijo.

Rivera reveló que Ciudadanos no tiene noticia de Rajoy, que se ha ausentado de la sesión vespertina, y le echó en cara no “haber dado una salida ordenada y democrática” a la legislatura tras la sentencia de la 'Gürtel'.

Seguidamente, presentando a Cs como el único partido que ha estado al lado de Rajoy, le reprochó que hace días alabara la “lealtad” del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el 155, y que le instara a aprender del PNV por su responsabilidad al aprobar los Presupuestos, y le advirtió: “Se han equivocado de enemigo. Tenía razón en que había aprovechateguis. Pero no era Ciudadanos”.

Eso sí, recordó a Rajoy que, si dimitiera, decaería la moción, y le instó a aprovechar así “la última oportunidad de dar una salida ordenada a la legislatura”, para que no decidan 22 partidos, incluidos independentistas y Bildu, sino el conjunto del pueblo español. “Les propongo una salida pactada. Usted dimite y pactamos la convocatoria de unas elecciones a medio plazo y vamos a devolverle la voz al pueblo español”, manifestó.

Rivera llamó al PP a pensar en España y no “en la carrera política de nadie”, lo que desató murmullos en la bancada popular por la impresión de que es Ciudadanos quien piensa en sí mismo atendiendo a las encuestas que le dan como vencedor en unos comicios.

A Sánchez le espetó que muchos votantes socialistas estarán repudiando que vaya de la mano de los independentistas y se hizo eco de las declaraciones de dirigentes históricos y barones del PSOE que desaconsejan un gobierno de 85 diputados con esos apoyos externos. “¿O es que usted quiere ser presidente por unos meses?”, le preguntó, diciendo que es legítimo querer ser presidente pero no “con el apoyo de los que quieren liquidar mi país”. Finalmente, le hizo a Sánchez la misma propuesta de pactar, incluso abriendo la negociación a Podemos, la fecha de las próximas elecciones.

Pasando al tema territorial, retó directamente a los independentistas a que “aprovechen estos meses para violar derechos y libertades” y “acosen y señalen” a la gente, “porque de aquí a muy poco tiempo los españoles van a decir basta y van a exigir que en Cataluña también se cumpla la Constitución”, después de tomar nota de este debate y “quiénes quieren sacar tajada de la debilidad democrática de nuestro país”.

A Sánchez le reprochó que tratara de complacer al PNV para atraerle a la moción de censura, porque eso es incompatible con la igualdad de todos los españoles y que ofreciera recuperar “la parte constitucional del Estatuto de Cataluña”, preguntándose cómo se puede volver a poner en vigor un Estatut que ya fue declarado inconstitucional. Además, insinuó que detrás del apoyo de los independentistas podría estar una oferta de indulto a los presos en línea con lo que ya propuso hace meses el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

“No quiero un gobierno zombi por la corrupción, pero tampoco quiero un gobierno Frankenstein”, sintetizó para argumentar su rechazo al actual Ejecutivo del PP y también al eventual liderado por el PSOE y reiterar su petición de elecciones generales. “No se puede dar la espalda a los españoles, señor Sánchez, hay que darles la voz”, señaló. “Hay que abrir un nuevo tiempo, pero no lo puede abrir el señor Torra, no lo puede abrir el señor Rufián, no lo puede abrir Bildu, no lo pueden abrir los populistas”, sentenció.