Compartir

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró este jueves en el Congreso de los Diputados que “no se va a producir” la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y alegó que la aritmética parlamentaria actual impide que, aunque el jefe del Ejecutivo dimitiera antes de la votación de la moción de censura, el Partido Popular pueda seguir gobernando en España.

La dirigente del PP zanjó de esta manera los rumores sobre la dimisión de Rajoy que se están extendiendo durante esta tarde en los pasillos de la Cámara Baja y quiso con ello acallar las voces de quienes, con la difusión de este bulo, “quieren tapar la vergüenza de haber provocado esta situación”.

“La dimisión de Rajoy antes de la votación (de la moción de censura) no garantiza que el PP siga gobernando, y eso lo saben todos los que lo están comentando”, declaró tajante Cospedal, quien subrayó que “la aritmética parlamentaria actual impide que, aunque Rajoy dimitiera, gobernara el PP”.

Explicó que una hipotética dimisión del jefe del Ejecutivo “sería un ejemplo estéril y no beneficiaría nada ni al interés del PP ni al de España”. “Desde luego que no va a dimitir. La aritmética parlamentaria que estamos viendo hoy hace que tengamos un gobierno perseguido por Pedro Sánchez y apoyado por partidos radicales e independentistas”, prosiguió.

No quiso entrar en lo que denominó “cuestiones de partido”, en referencia al futuro del actual presidente del Gobierno, y evitó pronunciarse sobre la negociación de otro nombre en el Partido Popular, porque “no suma” en estos momentos en el Congreso. “Hoy no suma y decir lo contrario es faltar a la verdad”, apuntó al ser preguntada sobre si Rajoy dimitiría si se pactase el nombre de otro candidato que presentar al Rey para una nueva investidura.

Confirmó que este viernes Rajoy sí estará presente en la votación de la moción de censura, después de que se ausentara en la tarde de este jueves. “Claro que estará”, afirmó Cospedal.

Criticó que el Gobierno de Sánchez “nace con la sombra de responder a un único interés, el de ser presidente del Gobierno sin presentarse a las elecciones”, y “no augura nada bueno para España”. Lo dijo al considerar que Sánchez no ha especificado cómo va a funcionar su Ejecutivo, ni tan siquiera “ha presentado programa de gobierno”. “Es un gobierno que responde exclusivamente a los intereses personales y partidistas de Sánchez, lo contrario a lo que España necesita”, dijo.

Defendió que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha gobernado en los momentos “más duros de la democracia”, atendiendo las necesidades de todos los españoles “en un país que el PSOE nos dejó destrozado” y con los servicios públicos y sociales “al borde de la quiebra”.