Compartir

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, trasladó este jueves al PNV que le gustaría que sean un “socio preferente para los eventuales cambios legislativos” que puede acometer desde el Ejecutivo si prospera la moción de censura que ha presentado contra el presidente Mariano Rajoy.

En su respuesta al voto favorable anunciado por el portavoz del PNV, Aitor Esteban, a la moción, Sánchez recogió el “guante” que le tendió el representante vasco y le confirmó que van a “respetar los compromisos de los grupos parlamentarios que han firmado los PGE”, que aunque no les gustan, “no tenemos más remedio que ejecutar”.

“Y ojalá podamos sentar las bases para los PGE de 2019”, llegó a aventurar el líder del PSOE, tras alabar que los diputados del PNV “han sabido trabajar en la fragmentación” que vive la política española.

Sánchez agradeció el apoyo del PNV a la moción del PSOE y destacó que ambos son partidos “históricos” y con “hondas raíces” políticas. En este sentido, reflexionó que la corrupción que afecta al Partido Popular está debilitando a la democracia y a los partido políticos y que ante ello era necesario “trazar una línea roja, un corta-incendios”. “Le voy a garantizar que como partido de Estado, centenario, siempre vamos a anteponer los interés generales a los partidarios”, añadió.

Tras las palabras de Esteban y sus dudas sobre la oportunidad política de la moción, Sánchez insistió en que “no es una cuestión de oportunismo político” y le confesó que “los días que voy a tener por delante no van a ser fáciles” ante la “fragmentación política” que hay en el Congreso, de la que “yo también fui víctima”.

“Créame, se lo digo de corazón, que esta solución (la moción) ni fue prevista por el Grupo Parlamentario Socialista ni por supuesto por mi persona. Esta moción no tenía más remedio que presentarse por la falta de asunción de responsabilidad política”, remachó el líder socialista.

Sánchez, como también dijo en otros momentos de este debate, apuntó que los votos de “todos” los diputados “valen lo mismo, tienen el mismo peso, la misma legitimidad”.