Compartir

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, confirmó este jueves el voto favorable a la moción de censura impulsada por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por considerar que de esa forma materializa “el mejor ejercicio de responsabilidad”.

Al final de su intervención en el debate de esa moción de censura, Aitor Esteban argumentó que su voto en contra de esa iniciativa “no supondría directamente una mayor estabilidad” y que con el voto afirmativo “creemos que respondemos a lo que mayoritariamente demanda la ciudadanía vasca y al mejor ejercicio de la responsabilidad”. Dijo a continuación a Sánchez que su partido confía en que el diálogo prometido en su discurso “sea cierto”, y “que no abuse de la prerrogativa y del privilegio que le estamos dando”.

Comenzó su discurso ironizando con las informaciones de que España estaba en manos del PNV, y lo achacó a los tsunamis que llevan provocando los grandes partidos españoles con oportunismo, por lo que rechazó que se echara en la espalda de los nacionalistas vascos esta responsabilidad.

Aseguró que el PNV había intentado hacer una reflexión profunda, alejado de las redes sociales, porque “ni la situación es simple ni las soluciones y sus consecuencias lo son”. Justificó la aprobación de los Presupuestos recordando que acertó cuando lo relacionó con la inminente suspensión del 155 en Cataluña y advirtió en tácita alusión al PP de que no sacarlos ahora adelante será “una irresponsabilidad” como la que se achaca a otros.

Esteban alegó que diferir la toma de decisiones políticas en la vía judicial supone que a veces se produzca un efecto rebote como éste de la sentencia de la 'Gürtel', y avisó del peligro de las mociones de censura sucesivas que, como un juego de muñecas rusas, amenazaba con instalarse en el futuro.

A Sánchez le afeó que su moción de censura iba a darle rentabilidad tanto si triunfaba como no, y le advirtió de que la situación que le espera será difícil. “Le esperan hostilidades desde el primer momento”, le avisó. “Esto se va a convertir en un pimpampum continuo”.

El portavoz lamentó que, tome la decisión que tome el PNV, se le va a acusar de una cosa u otra, y dijo que la decisión se ha tomado desde la ética política y la responsabilidad. Votar no, alegó, a la moción no habría traído más estabilidad, porque Ciudadanos no lo iba a permitir, por lo que cree que responde mejor a la voluntad de la ciudadanía vasca y a esa responsabilidad votar que sí.