Compartir

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pidió este jueves que se baje “el pistón en la dialéctica de la confrontación territorial” en el debate político y hacer un “esfuerzo por entender la España plural”.

Así lo trasladó desde la tribuna el candidato a la Presidencia del Gobierno en su turno de respuesta a los partidos que forman parte del Grupo Mixto. En concreto, lo dijo dirigiéndose a la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, cuando le recordó que representa a una formación “nacionalista” y que espera que con diálogo puedan “remediar los reparos” por los que Oramas no respalda la moción.

En clave territorial también fue su respuesta al portavoz del PDECat, Carles Campuzano, a quien le insistió en el “diálogo” para, “entre todos, buscar un pacto en pro de la convivencia” en Cataluña, “siempre dentro” del Estatuto de Autonomía.

“Pido responsabilidad para cerrar las fracturas en la sociedad catalana y en ese propósito estoy convencido de que también encontrará al PSC”, dijo el líder del PSOE. Celebró este voto de “confianza” del partido nacionalista para “pasar pantalla”.

Agradeció también el apoyo del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, al subrayar que esta moción de censura es “legítima”, y al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, le trasladó su “empatía y simpatía” y le adelantó que se inspirará “en muchos ámbitos” en el Gobierno valenciano que comparten PSOE y Compromís.

Al portavoz de UPN, Íñigo Alli, le indicó que para los que “defienden el adelanto electoral, la única propuesta posible es apoyar esta moción”, mientras que al diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, le pidió que no dude del “compromiso inequívoco” del PSOE con la Constitución Española.

A la representante de EH Bildu, Marian Beitialarrangoitia, le indicó que mo va a “renunciar” a que en el futuro se pueda poner en marcha un programa público de pensiones “dignos”.