Compartir

UPN rechazó este jueves en el Congreso de los Diputados la moción de censura impulsada por el PSOE contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero reclamó elecciones generales como la solución “más digna y más democrática”, e incluso como la “única” en la actual situación.

En su intervención en el debate de la moción de censura, el portavoz de UPN en el Congreso de los Diputados, Iñigo Alli, censuró el “ejercicio de cinismo” de las fuerzas políticas que se oponen a la convocatoria de elecciones generales porque no están pensando en el bien común sino en los objetivos de sus partidos o, en el caso del PSOE, en los particulares de Pedro Sánchez.

Criticó también a quienes toman decisiones guiándose solo por el “miedo al naranja jacobino” de Ciudadanos y aseguró que UPN no tiene “ningún miedo” a las urnas ni le asusta la democracia.

Alli alertó a Sánchez de que algunos de sus posibles socios en esa moción de censura “le consideran racialmente inferior”, unas palabras que llevaron al portavoz del PDECat, Carles Campuzano, a pedir la palabra en aplicación del Reglamento para defenderse de un “juicio de valor inaceptable”. “Si he ofendido al señor Campuzano no tengo ningún problema en retirarlo”, dijo Alli, que sin embargo emplazó a Campuzano a leer “al presidente que han puesto en la Generalitat”.