Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechaza presentar la dimisión tal y como le ha pedido el líder del PSOE, Pedro Sánchez. 

Sin embargo, en el Palacio de La Moncloa y en la sede del PP no descartan esta opción por completo, ya que sería la única posibilidad de que Rajoy frenara la moción de censura, en caso de que el PSOE obtuviera los apoyos necesarios. El plazo para hacerlo sería antes de que este viernes comience la votación

En ese caso, el Gobierno quedaría en funciones, habría que investir un nuevo presidente o presidenta del Ejecutivo y a partir de ahí se podrían convocar nuevas elecciones. En el caso de que haya una investidura fallida, empezaría a correr el plazo de dos meses para celebrar elecciones. 

Sólo Adolfo Suárez dimitió en 1981. Después se invistió a Leopoldo Calvo-Sotelo.