Compartir

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, emplazó este jueves al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a dimitir antes de que se vote la moción de censura para salir del Ejecutivo “por decisión propia”.

Se lo dijo desde la tribuna del Congreso de los Diputados al exponer su programa como candidato a la Presidencia del Gobierno en esa moción de censura, que nace “de su incapacidad para asumir en primera persona” su responsabilidad política por la sentencia del 'caso Gürtel'. Es el presidente y su persistencia en seguir en el cargo, insistió, quien “activa” el mecanismo constitucional para exigir esa responsabilidad.

“Este debate, en este mismo segundo, puede llegar a su fin”, dijo a Rajoy, antes de preguntarle abiertamente si está dispuesto a dimitir. “Dimita y esta moción de censura habrá terminado aquí y ahora”, le dijo, y podrá salir de la Presidencia del Gobierno “por decisión propia”.

PRESUPUESTOS

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió este jueves que mantendrá los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aprobados por el Partido Popular, si consigue gobernar y lo hará, dijo, “a pesar de la manifiesta oposición” del Grupo Parlamentario Socialista al proyecto presupuestario que defiende el Ejecutivo.

El líder del PSOE remarcó que facilitará la aprobación de las cuentas públicas, que están pendientes de tramitación en el Senado, atendiendo a la estabilidad presupuestaria y macroeconómica. Una noticia que recibió desde las distintas bancadas de los parlamentarios abucheos e irónicos aplausos a partes iguales, estos últimos provenientes de las filas de los populares. “No esperaba un aplauso del PP, pero se agradece”, manifestó Sánchez dirigiéndose a la bancada del Partido Popular.

Subrayó que su voluntad será la de gobernar “manteniendo” los Presupuestos de Mariano Rajoy y que asume esta decisión “desde la responsabilidad para garantizar la gobernabilidad de nuestro país”.

Afirmó que “un partido de Estado” como el PSOE debe tener presente esta “obligación”. “Ya sea en la oposición o en el Gobierno no vamos a abdicar de esta responsabilidad de Estado”, aseguró el secretario general socialista.

Especificó que mantendrá las cuentas públicas “a pesar de la manifiesta oposición” del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, y aun pensando que estos Presupuestos “no abordan los grandes retos pendientes de nuestro país; ni cuestionan un modelo de crecimiento basado en la precariedad y generador de la desigualdad que amenaza la cohesión social”.

También a pesar de que estas cuentas han obtenido “reproches” tanto de la propia Comisión Europea como de la Airef, “por los riesgos evidentes de incumplimiento de objetivo de déficit público, en un país como el nuestro, todavía sometido al Procedimiento Especial de Déficit Excesivo”. Se negó “vivir en la esperanza de la prórroga presupuestaria” y destacó que “no hay mayor inestabilidad que la derivada de la incapacidad para llegar a acuerdos”.

Sánchez también mencionó otro de los compromisos que tiene para su hipotético gobierno, como es la derogación de los aspectos “más virulentos” de la Ley de Seguridad Ciudadana, calificada por la oposición como 'Ley Mordaza'. “Es una decisión que asumo desde la responsabilidad para garantizar la gobernabilidad de nuestro país en un momento extraordinariamente grave”, apuntó Sánchez.