Compartir

El mes de mayo se despide este jueves con tiempo estable en la mayor parte de España después de ocho días consecutivos con tormentas fuertes en amplias áreas de la península, con lo que el sol se abrirá paso en muchas zonas y las temperaturas ascenderán en la mayor parte de las provincias.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que el cielo estará prácticamente despejado o tendrá intervalos nubosos de evolución diurna en la mayor parte de la península, Baleares, Ceuta y Melilla, en tanto que en Canarias habrá nubes y posibles lluvias débiles en el norte de las islas.

Habrá muchas nubes en el tercio norte peninsular y chubascos en el Cantábrico, el Sistema Ibérico y los Pirineos, que podrían ir acompañados de tormentas y granizo y que se darán con mayor probabilidad por la tarde. También podrían afectar de forma más débil y dispersa a Galicia, y a otras zonas del extremo norte y del interior este peninsular.

Las temperaturas aumentarán de forma generalizada en la península, salvo en Galicia, el área cantábrica y el norte de Castilla y León, donde no se esperan cambios. El ascenso será más acusado y puede ser notable en el interior de Andalucía y en el bajo Ebro, con subidas térmicas de unos cinco grados en apenas 24 horas.

Hará más calor en Murcia (31ºC), Córdoba y Sevilla (29), y Granada y Huelva (27), y menos en A Coruña y Lugo (18), Oviedo, Pontevedra, Santander y Segovia (19), y Ávila, Bilbao, Burgos, León, Ourense y San Sebastián (20).

Por último, este último día de mayo soplarán alisios en Canarias y vientos de poniente en las zonas de Alborán y del Estrecho, mientras que en el resto del país predominarán los vientos flojos de dirección variable, salvo en el cuadrante noroeste, donde procederán del oeste o del suroeste.