Compartir

La Guardia Civil ha detenido 'in fraganti' a dos atracadores de 27 y 46 años que se disponían a robar en una sucursal de Sevilla y que han sido acusados también de presunto robo en otras cuatro sucursales en la capital andaluza y en las localidades de Espartinas, Bollullos de la Mitación y Benacazón, de la provincia sevillana.

Precisamente la investigación en la que trabaja la Benemérita surgió a raíz de un robo en una de las oficinas bancarias del municipio de Espartinas, en la que un jóven accedió con un pasamontañas amenazando a los empleados y llevándose un botín de más de 2.000 euros.

Según informa 'Diario de Sevilla', en el caso de los atracos que se produjeron en Bollullos de la Mitación y en Benacazón, el procedimiento de robo fue similar al de Espartinas aunque el botín fue mayor en el caso del último pueblo mencionado, 600 y 3.000 euros respectivamente.

Por otro lado, en el momento de la detención los agentes cachearon a los sospechosos y les requisaron unas gafas de sol, un arma y una nota manuscrita en la que figuraba este mensaje: “No haga tonterías, no tengo nada que perder, voy armado, si no me entrega todo el dinero o pulsa la alarma le meto un tiro”.

En el registro de los domicilios de los dos arrestados se han intervenido un arma de fogueo, dos turismos y una motocicleta. Ambos han ingresado en prisión y uno de ellos yase le ha imputado un robo en una gasolinera en el municipio sevillano de Villanueva del Mariscal.