Compartir

El vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, negó este lunes que haya preocupación en sus filas por lo que pueda decir el extesorero Luis Bárcenas después de que la Fiscalía haya requerido su ingreso inmediato en prisión.

Así lo manifestó en una rueda de prensa en la sede nacional del PP, donde dijo que “en absoluto” hay preocupación por este tema porque el partido que lidera Mariano Rajoy “no tiene nada que esconder”.

A título personal, aseguró que “jamás” se alegrara de que alguien entre en la cárcel, “quitando asuntos como crímenes deleznables”. “Lo que puedo decir es que respetamos las resoluciones judiciales y cuando no estamos de acuerdo las recurrimos”, agregó.

Alegó que corresponde a los jueces dictaminar el futuro de la situación procesar de Bárcenas y que el PP “poco puede decir” a este respecto. Eso sí, reconoció que es “lamentable” que personas que tuvieron la confianza del PP hayan incurrido en conductas irregulares que ahora los jueces han dado por probadas.

Dicho esto, reivindicó la “honorabilidad” del PP, porque “no se puede empañar la gestión brillante e histórica de este partido” por dos candidatos en dos municipios de Madrid. Además, reseñó que el PP “no está condenado ni ha tenido reproche penal” en la sentencia de 'Gürtel'.

Sobre la credibilidad del PP y de su presidente, Mariano Rajoy, aseguró que “nadie puede poner en duda” que el jefe del Ejecutivo “no fuera veraz en sus afirmaciones” cuando declaró como testigo en la Audiencia Nacional en el procedimiento del 'caso Gürtel'.