Compartir

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, aseguró este lunes que la consulta que convocaron para que las bases dieran su confianza a Pablo Iglesias y a ella tras la compra de un chalé de más de 600.000 euros en Galapagar (Madrid) “cierra con contundencia el debate sobre nuestra credibilidad”.

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, Montero se hizo eco de la “voz rotunda” que a su juicio han dado los inscritos en esta consulta en la que un 68,42% de los inscritos dieron luz verde a la continuidad de ambos dirigentes de Podemos.

Dijo que tras una participación histórica en una consulta de Podemos (han votado 188.176 personas) el asunto de la compra del chalé “está zanjado”.

Sobre el casi 32% que se posicionó en contra de la continuidad de Iglesias y Montero en el partido, aseguró que su obligación a partir de ahora es “tomar nota de las críticas”. En este sentido, especificó que no se va a realizar ningún cambio de tipo orgánico en Podemos, sino que tendrán en cuenta ese porcentaje en su “práctica política”.

Negó de plano que la dirección nacional de Podemos se impusiera un 80% de síes en esta consulta para que ambos dirigentes continuaran al frente y explicó que, ante el porcentaje de personas que han votado a favor de que dimitan, se van a poner “con más fuerza si cabe a trabajar” en la organización.