Compartir

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, confirmó este lunes que la moción de censura presentada por el PSOE contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se celebrará el 31 de mayo y el 1 de junio.

Así lo confirmaron fuentes socialistas tras hablar Pastor con el líder del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez. “Para el PSOE es una buena noticia y una oportunidad para acabar con la situación de deterioro de nuestras instituciones, para mejorar nuestra calidad democrática y abrir un nuevo tiempo. Esta semana se decidirá si Rajoy es censurado o no”, afirmaron desde Ferraz.

Al término de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, Pastor justifica la pronta convocatoria en que “en este momento no se está debatiendo el Presupuesto como ocurría el año pasado”, cuando se fijó 25 días después de su registro el debate para la moción que presentó el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Preguntada por esta diferencia de plazos, Pastor explicó que “el tema es de suficiente importancia, y no habiendo ninguna tramitación como el año pasado de PGE, ni un tema de los gordos, se entiende que esta es la obligación de la Cámara y eso es lo que se va a hacer”.

El año pasado, la votación de los PGE se produjo el 31 de mayo y el debate de la moción de Iglesias fue el 13 de junio, pese a que se registró el 19 de mayo de 2017 . Entonces, Pastor se habría amparado en el reglamento acogiéndose al punto 2 del artículo 133, que subraya que la tramitación de los Presupuestos “goza de preferencia” sobre todo lo demás.

El apoyo a la moción del PSOE por parte del resto de grupos parlamentarios está en el aire habida cuenta de las declaraciones de los portavoces en los pasillos del Congreso. El portavoz del PNV, Aitor Esteban, afirmó que escucharán a Sánchez porque hay “muchas incógnitas” sobre la propuesta del líder del PSOE, dado que “no se sabe ni cuándo quiere disolver ni qué quiere arreglar” cuando dice que modificará “unas cosillas”.

Por su parte, desde el PDECat, Carles Campuzano advirtió de que están “dispuestos” a hablar con Sánchez pero le advierte de que sus votos no son “compatibles” con los de Ciudadanos.

El portavoz de ERC, Joan Tardá, elevó el tono contra el secretario general del PSOE por su “mala educación” al no haber llamado aún a su partido. Instó a los socialistas a “aclararse”, porque “quedan pocas horas” para que comience el debate de la moción. “Ya se pondrán en contacto y entonces ERC decidirá”.

Desde Unidos Podemos, Lucía Martín, celebró que se haya puesto una fecha tan rápida al debate de la moción porque “cuanto antes mejor” y “hay una urgencia exagerada para echar al PP de las instituciones”.

Por su parte, desde el PP, Rafael Hernando, no ve “mucho ambiente” para que triunfe la moción y exige a Sánchez que explique si hará “concesiones” a los independentistas para cerrar sus apoyos.