Compartir

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, consideró este lunes que las bases de su partido le han dado un “porcentaje notable de apoyo” en la consulta que convocó para que los inscritos decidieran si él e Irene Montero debían seguir al frente de la formación tras la compra de un chalet de más de 600.000 euros en la localidad madrileña de Galapagar.

En una entrevista en Radiocable, el líder de Podemos se expresó así sobre una consulta en la que participaron 188.176 inscritos y en la que un total de 128.000, el 68,42%, se decantaron por el 'sí', mientras 59.224, es decir, el 31,58%, votaron 'no'. La pregunta era: '¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la Secretaría General de Podemos y de la portavocía parlamentaria?'.

Iglesias justificó la compra de la propiedad de Galapagar alegando que su vida “se ha hecho complicada” cuando la portavoz del partido, Irene Montero, su pareja sentimental, espera mellizos para después del verano. “Cuando uno va a tener hijos, es humano y legítimo plantearse que quiere dar a sus hijos una vida diferente”, indicó.

Sostuvo que no va a dimitir de la Secretaría General de Podemos pese a que un 32% de los inscritos han opinado en la consulta que debería dejar el cargo y consideró que el porcentaje que avala su continuidad “es un porcentaje notable de apoyo”.

Explicó que la compra del chalet se convirtió en “un asunto de debate político nacional” y que dejó de ser un tema personal, momento en el que Montero y él decidieron convocar la consulta. “Y ahí actuamos como nunca, no escondiéndonos y no aferrándonos al cargo”, sostuvo Iglesias.