Compartir

Un edificio ha sido desalojado en la zona norte de Sabadell después de que el viernes un hombre muriese electrocutado en la ducha. La medida, según fuentes del cuerpo de policía se ha tomado por “precaución”, una vez comprobaron que el edifico no cumplía con los estándares de seguridad.

El cuerpo si vida del hombre fue encontrado el viernes en el interior de la ducha de su domicilio, situado en el número seis de la calles Princep de Viana, en el barrio de Ca n'Oriac, de la citada ciudad catalana.

Según fuentes policiales, y tal y como informa 'Antena3', se procedió al desalojo del edificio por preservar la seguridad de sus inquilinos, dado que no se descarta que el fallecido pudiera haber muerto como consecuencia de un fallo en las conducciones de agua y electricidad del inmueble. Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación con el fin de determinar las circunstancias exactas en que se produjo la muerte del vecino.