Compartir

La gente se arremolinaba en la calle cuando el pasado sábado un niño de tan sólo 4 años se quedó colgando del balcón de un cuarto piso de un edificio de apartamentos en París (Francia). 

Mientras se esperaba la llegada de los servicios de emergencias, Mamoudou Gassama, un joven malí sin papeles de 22 años, decidió convertirse en un héroe. Gassama escaló sin ningún tipo de arnés de seguridad la fachada del edificio en auxilio del pequeño. Escaló cuatro pisos a pulso, y en menos de 30 segundos llegó hasta el menor y cargó con él hasta ponerle a salvo.

Al parecer los padres del niño no se encontraban en el domicilio y tras los hechos, el progenitor fue puesto a disposición judicial, según informa 'Infobae'. Las imágenes pronto se viralizaron en las redes y el vídeo del rescate ha sido visto más de dos millones de veces.

Este lunes el joven héroe ha sido recibido por Emmanuel Macron, presidente de Francia, en el Palacio del Elíseo. Le ha confirmado que le conceden la nacionalidad. 

La alcaldesa de la ciudad ya le ha felicitado a través de las redes sociales.