Compartir

El PSOE ha registrado este viernes en el Congreso de los Diputados una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Se trata de la cuarta moción de censura en la democracia española.

La decisión se ha tomado después de la sentencia del 'caso Gürtel', que condena al PP como partícipe a título lucrativo de esa trama de corrupción cuando ya estaba liderado por Rajoy.

Según pudo saber Servimedia, sobre las 10.20 horas se personó la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, en el Registro de la Cámara Baja para formalizar la moción de censura, antes de que se produjera la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal, que se había convocado para las 11.00 horas en la sede del PSOE en la madrileña calle de Ferraz.

Mientras Robles la registraba, en Ferraz Sánchez ultimaba las consecuencias de esta decisión con su núcleo duro de la dirección socialista, es decir, con la vicesecretaria general, Adriana Lastra; con el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y con su jefe de Gabinete, Juan Manuel Serrano.

Sánchez concluyó el día de ayer con el convencimiento, al 99%, de que tenía que registrar esta moción tras la sentencia de la 'Gürtel', después de consultar con algunos dirigentes y líderes territoriales.

Desde Ferraz no ha habido reacción como tal a la sentencia y se han limitado a valorar la reacción del Gobierno y del PP. “El PSOE considera inaceptable la respuesta del PP y el Gobierno ante la sentencia del 'caso Gürtel', que implica políticamente al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy”, dijeron fuentes socialistas.

El PSOE fue el último de los principales partidos políticos en reaccionar a la sentencia de la 'Gürtel'. Este jueves, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, urgió al líder socialista a presentar una moción de censura para desalojar al “partido delincuente” que a su juicio representa el PP.

Desde que se conoció la sentencia de la 'Gürtel', Sánchez estuvo reunido con parte de la cúpula del PSOE en Ferraz, valorando y analizando pasos, movimientos y consecuencias políticas de la situación.

Según fuentes socialistas consultadas por Servimedia, el PSOE es consciente de que, como principal partido de la oposición, tenía la “obligación” de llegar “más lejos” que Podemos o Ciudadanos.

El día en que compareció Mariano Rajoy como testigo en la Audiencia Nacional, el 26 de julio de 2017, el líder del PSOE le indicó que “sólo tiene un camino, dimitir”.

Después se cruzó la cuestión catalana y el desafío soberanista y Sánchez rebajó la presión sobre el presidente del Gobierno hasta que con las dudas sobre la aprobación de los Presupuestos retó a Rajoy a que convocase elecciones generales o se sometiera a una cuestión de confianza si no se aprobaban las cuentas públicas.

Sin embargo, una vez aprobados los Presupuestos la publicación de la sentencia de 'Gürtel' ha devuelto la inestabilidad al Ejecutivo, por la advertencia de Albert Rivera de que marca un “ante y un después”, llevando así el foco a la reacción del PSOE.

Sumado a que Iglesias ha instado a Sánchez a que encabece una moción de censura, para lo que ofrece los votos de Unidos Podemos, el líder del PSOE y su núcleo cercano analizaron la tesitura a la que se enfrentan, conscientes de que Sánchez no se podía permitir alcanzar la Presidencia del Gobierno con los votos favorables de los independentistas, y de ahí están valorando cómo trasladar la presión a Ciudadanos.